Limpieza Profesional Sevilla Grupo Servicum
Limpieza Profesional Sevilla Grupo Servicum
Limpieza Profesional Sevilla Grupo Servicum
Grupo servicum

Aislar en verano tu hogar es sencillo

¡Llegó el verano y las altas temperaturas!
En estos días, cuando llegamos a casa esperamos encontrar una temperatura óptima y agradable. ¡Vamos, que esté a temperatura ideal!, 24 ºC ni frio ni calor. ¿Es posible? Si, aunque no en todos los casos, ya que dependerá de la orientación de tu vivienda y el número de horas que incide el sol en ella directamente. Desde luego, si sigues nuestros consejos conseguirás bajar unos grados la temperatura de tu vivienda.
Lo normal sería pensar que nuestra vivienda está construida con materiales y elementos eficaces energéticamente hablando, pero ésta no es la realidad. La realidad es que en Andalucía los estándares de eficiencia energética están muy por debajo de lo que deberían, y por ello nos cuesta más aislar nuestra vivienda del calor.
En primer lugar tenemos que airear nuestra casa a horas tempranas o nocturnas, consiguiendo con ello que el calor residual interior se pierda y consiguiendo así enfriar el interior. Intenta conseguir corrientes de aire abriendo las ventanas en los extremos de tu vivienda.
Utiliza el resto de horas aire acondicionado con responsabilidad, a ser posible con temperaturas entorno a los 25 grados.
Intenta aislar al máximo el exterior del interior, sobre todo en las horas más calurosas, incluso echando las persianas en zonas que no necesiten iluminación.
La colocación de toldos, láminas para cristales o cortinas de material aislante, son fundamentales en las estancias donde más inciden los rayos solares, ya que actuarán como barrera impidiendo en gran medida que la temperatura aumente.
Según estudios realizados, si sigues estos consejos puedes ver reducida de forma significativa la temperatura en el interior de tu vivienda, pudiendo conseguir una bajada de hasta 10 grados centígrados.
Una vivienda limpia y ordenada con temperatura estable y agradable, hará de tu hogar la envidia de los vecinos.